top of page

La contribución del sector de la moda hacia la reducción del consumo de agua y energía e la reducción de los desechos. Parte 1 – El consumo de agua.



Lavar la ropa es una de las tareas domésticas más extendidas en el mundo. Hoy en día, las lavadoras realizan este trabajo en muchos hogares privados, utilizando agua, electricidad y sustancias químicas. Aunque la eficiencia energética está en el punto de mira de muchas normativas, que ya han logrado mejoras significativas, la cuestión sigue siendo qué relevancia tienen estos procesos en términos de impacto absoluto sobre los recursos y si hay posibilidades de mejorar aún más mirando al exterior. Un estudio de Pakula y Stamminger del 2009 [1] calcula el consumo de recursos de unos 590.000.000 de lavadoras en 38 países con unos 2.300 millones de habitantes, lo que equivale aproximadamente a un tercio de la población mundial, que se basa en datos publicados. Ese informe estima el consumo de energía y agua para el lavado automático de ropa en un hogar privado medio. Se trata del primer trabajo que intenta dilucidar la contribución del lavado automático de ropa al consumo total de electricidad y agua de los hogares en países seleccionados de todo el mundo.


El consumo de agua

Frecuencia de los ciclos de lavado

En el documento de “In The Wash”, UK (2022)[2], se especifica que el número de ciclos de lavado por año en un hogar depende de: el número de personas en el hogar, el tamaño de la lavadora y el tipo de ciclo de lavado más usado en un País (rápido, etc.), el estilo de vida de los miembros del hogar (si practican deportes, o artes como la pintura), el tipo de trabajo (por ejemplo mecánico, trabajo de campo...), si hay niños con uniforme escolar, si hay la costumbre de usar una prenda una sola vez y ponerla directamente en la lavadora, cuanto tiempo hay a disposición para hacer lavadoras, y también la temporada del año (más lavadoras con el calor del verano). En promedio, ese estudio de UK dice que un hogar de 2 personas hace de 3 a 5 ciclos de lavado por semana, de 12 a 20 por mes, y de 150 a 260 por año, con un promedio estimado de 200 ciclos de lavado por año. En hogares de 4 personas, el número de ciclos de lavado sube a más de 1 por día.

Basándose en consideraciones similares, Pakula y Stamminger estiman el patrón de ciclos de lavados siguiente: Australia, Japón y Norteamérica utilizan más ciclos de lavado que los que los hogares europeos. Esto parece correlacionarse con el uso frecuente de programas de lavado en frío. Pero el lavado en frío también está muy extendido en China y Corea del Sur, en donde el número de ciclos de lavado por hogar y año es relativamente bajo. En China, el bajo número de ciclos de lavado se debe al frecuente lavado manual de la ropa aunque se disponga de lavadora (Wang 2006).

El país líder en número de ciclos de ciclos de lavado, con unas 10 cargas semanales, es Japón, lo que se debe al uso común de programas de lavado muy cortos y fríos, y a un cargo promedio de la lavadora relativamente bajo (Nakaoka y Sudarsana 2002).[3] El informe "Uso de la energía en el sector residencial australiano 1986-2020" publica 312 ciclos de lavado al año (seis lavados por semana) para los hogares australianos (DEHWA 2008), mientras que la Oficina Australiana de Estadística informa de que alrededor del 75% de los hogares australianos cinco o menos ciclos de lavado por semana (Australian Bureau of Statistics 2008). Debido a la disminución del tamaño de los hogares y al aumento del número de lavadoras de eje horizontal en el mercado australiano, la estimación de cinco ciclos de semana (260 ciclos al año) parece razonable.


Resumiendo los resultados, puede decirse que existen grandes diferencias en cuanto al número de ciclos lavado automático de ropa entre Países y entre hogares. Si se excluyen los datos de Japón, se puede concluir que una buena aproximación es de 200 – 300 ciclos de lavado por año por hogar, dependiendo del tamaño del hogar y de los otros factores considerados.


Consumo de agua por ciclo de lavado

El consumo de energía depende de algunos factores técnicos, como el tipo de lavadora (con eje vertical u horizontal), la capacidad de la lavadora (5kg, 8 kg, 10kg, etc.), la edad de la lavadora (las más modernas son más eficientes en términos de consumo de agua y energía)  y también si se utiliza una lavadora propia o una lavadora de autoservicio.

En Pakula y Stamminger 2009, se subraya la diferencia fundamental entre lavadoras con eje horizontal, que se utilizan en Europa Occidental, y las con eje vertical, más utilizadas en el continente americano, asiático y en Australia. De hecho, mientras que en las lavadoras de eje horizontal sólo se llena de agua la parte inferior de la cuba de lavado, en las máquinas de eje vertical, tradicionalmente, se llena de agua toda la cuba. Por lo tanto, las máquinas de eje horizontal consuman mucha menos agua por ciclo de lavado que las máquinas de eje vertical (aunque éstas suelen funcionar sin calefacción, especialmente en Asia, y, por lo tanto, consumen mucha menos electricidad por ciclo de lavado que las máquinas de eje horizontal con calefacción integrada). Las máquinas de eje vertical consumen aproximadamente el doble de agua que las máquinas horizontales por ciclo de lavado. Las lavadoras modernas con tecnología de eje horizontal suelen tener una función de detección automática de carga para reducir el consumo de agua y electricidad en respuesta a cargas de consumo inferiores a la capacidad nominal. La mayoría de las lavadoras de eje vertical también tienen ajustes automáticos del nivel de agua o el nivel de agua puede manualmente por el usuario.


Según el estudio de Pakula y Stamminger, en Europa occidental, Australia, Corea del Sur y Japón, cerca del 100% de los hogares poseen una lavadora propia, mientras que en América del Norte cerca del 85%. En otras regiones del mundo el porcentaje puede bajar a 70% y menos, lo que significa que, en aproximadamente un tercio de los hogares de estos países, se consumen grandes cantidades de recursos para el lavado manual de la ropa o el uso de lavadoras manuales.



El consumo total de agua en lavadoras por hogar por año


Combinando los datos sobre la frecuencia de ciclos de lavado (entre 200 y 300 por año) y del consumo de agua por ciclo (cerca de 140 litros en las lavadoras a eje vertical, que son las que más se utilizan en México), el consumo promedio de agua por hogar – para los hogares con lavadoras propias – por año puedes estimarse entre 28 y 42 metros cubos de agua, o sea entre 28,000 y 42,000 litros.



Referencias


Australian Bureau of Statistics. (2008). Environmental issues:Energy use and conservation. Canberra: Australian Bureauof Statistics.


DEWHA (2008). Energy use in the residential sector 1986–2020. Australia: Department of the Environment, Water, Heritage and the Arts.


In The Wash (2022). How Many Loads of Laundry Does the Average Person Do a Week/Month/Year? Disponible en: https://inthewash.co.uk/laundry-and-ironing/how-many-loads-of-laundry-average-person/ 


Pakula, C., Stamminger, R. (2009). Electricity and water consumption for laundry washing by washing machine worldwide. Energy Efficiency. DOI 10.1007/s12053-009-9072-8.


[3] P&G private communication.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page